Lección Inaugural en el Recinto Golfito, Universidad de Costa Rica

El jueves 26 de abril de 2018 impartí la Lección Inaugural del curso en el Recinto de Golfito, de la Universidad de Costa Rica. El título de mi ponencia era “El sueño de la Autonomía: Proyecto de Vida en la Universidad”. La actividad estaba coordinada por el Consejo Académico, la Comisión de Docencia y la Cátedra temática de Humanidades en el Pacífico Sur.

Tuve el honor de que me diera la bienvenida Georgina Morera, Directora del Recinto de Golfito, y que me presentara Randall Jiménez, Coordinador de la Cátedra Temática de Humanidades en el Pacífico Sur.

Al acto asistieron más de cien personas, entre el profesorado y el alumnado, así que la sala estaba completamente llena.

En mi ponencia me basé en el pensamiento de Karl-Otto Apel, autor de gran profundidad filosófica, co-fundador de la ética del discurso. En mi tesis doctoral trabajé sobre su pensamiento y con él realicé una estancia de investigación en la Universidad de Francfort, Alemania, durante un año y medio en mis tiempos de estudiante de doctorado. Apel desgraciadamente falleció en 2017 pero es importante que su pensamiento perdure, pues la humanidad tiene mucho que aprender de él. Una de sus ideas fundamentales es la necesidad de resolver los conflictos a través del diálogo entre los afectados, algo tan sencillo pero tan difícil todavía de lograr en todos los ámbitos de la sociedad.

Expliqué cómo se fue desarrollando la autonomía en su historia personal, como ejemplo para todos nosotros.

Luego les hablé de las tres capacidades que yo propongo desarrollar en los alumnos y en las alumnas para que puedan alcanzar el sueño de la autonomía. Esas tres capacidades constituyen lo que llamo la “brújula para la vida moral” y son las siguientes:

1.- Capacidad para autocomprenderse.
2.- Capacidad para fundamentar juicios en un diálogo con los afectados.
3.- Capacidad para llevar a cabo, con otros, los proyectos de justicia acordados en común.

Formar estudiantes con estas tres capacidades sería un valioso proyecto de vida en la Universidad.

Aquí puedes ver algunas fotos de este acto. Incluyo alguna foto con Georgina Morera, Directora del Recinto, que tan amablemente me recibió.